Prepara la bolsa de hospital

Prepara la bolsa de hospital para la llegada del momento final

Poco a poco, vas viendo que estás a punto de salir de cuentas, al mismo tiempo en que piensas qué debes llevarte para tu estancia en la clínica. En este sentido, la bolsa de hospital ha de incluir unos elementos básicos para poder dar a luz con tranquilidad, de ahí que debas prepararlo todo con antelación. Lo ideal es hacerlo conforme te acercas al octavo mes de embarazo, ya que, a partir de ahí, el bebé podría adelantarse y nacer antes de lo previsto.

Qué incluir en la bolsa de hospital de una embarazada

Te vas mentalizando: vas a ser mamá. ¿Qué te llevas? Lo imprescindible para poder tener una higiene básica durante el tiempo que dure el parto y, sobre todo, para los días posteriores que pases en el hospital. De este modo, tienes que calcular que vas a estar, al menos, un par de días ingresada. Por lo tanto, lo básico incluye documentación general, algo de ropa y otros elementos, como, por ejemplo, el cargador del móvil, auriculares o, si las usas, el líquido para lentillas.

No obstante, sabes que no vas sola al hospital (y no nos referimos a la compañía de tu pareja precisamente, que también estará) sino al bebé que viene en camino. Por eso, también tienes que pensar en llevarte una bolsa con elementos que sean útiles para cuando el niño nazca. En este sentido, debes llevar vestidos de recién nacidos, patucos o calcetines, beberos de lactancia e incluso un gorro.

También te recomendamos que lleves una bolsa de aseo con una esponja natural suave, jabón, toallitas, leche limpiadora, crema hidratante y pomada para el culito. Es cierto que en el hospital te darán todos estos productos, pero nunca está de mal llevarlos por ti misma y así tenerlos a tu alcance en todo momento para cuando el bebé lo necesite.

Igualmente, puedes llevar colonia para cuando salga del hospital o un pequeño saco para que no pase nada de frío cuando los médicos te den el alta. Esto es especialmente recomendable en los meses de invierno, pues así el bebé no sufrirá cambios de temperatura tan bruscos. Además, tampoco olvides una bolsa para guardar la ropa sucia y lavarla una vez que llegues a casa.

Adelántate al parto

Es mejor que seas previsora y tengas en cuenta todos estos consejos para llevar los elementos necesarios y así cuidar al pequeño nada más que nazca. No obstante, reiteramos que, si te hace falta algo, te lo proporcionarán desde el mismo centro hospitalario.

En resumen, en una bolsa de hospital no te debe faltar tu ropa, la del bebé y todos los elementos necesarios para, una vez que el parto haya salido perfectamente bien, pasar, al menos, 48 horas ingresada. Ecovida5dmalaga.

Sin comentarios

Añadir un comentario